Vanessa Córdoba aprendió con el fútbol que nunca se debe decir nunca

“Nunca pensé que fuese a jugar fútbol”, dice Vanessa Córdoba, que con 22 años pasó por la equitación y el voleibol playa antes de llegar al balompié. La hija del exarquero de la Selección Colombia, Óscar Córdoba, aprendió que es mejor nunca decir nunca, como reza el adagio popular.

Vanessa jugaba voleibol playa, pero tuvo tres luxaciones de la rótula izquierda y los médicos le recomendaron cambiar de deporte. “Se me derrumbó el mundo, tenía 16 años y el voleibol era mi vida”, cuenta la portera.

Sin embargo, el talento lo heredó y con bases del voleibol de playa llegó al fútbol por recomendación de su papá, que una tarde, se le acercó y le preguntó: “¿Por qué no intentas tapar?”. Vanessa aceptó el reto y empezó a escribir su historia en el fútbol.

El camino al profesionalismo no fue tan difícil porque siempre fue sueño y parte del proceso, ese que disfrutó a cada paso.

Podría decirse que su éxito se debe a que es muy profesional en lo que hace aun como amateur porque fue el ejemplo que tuvo en casa. Además, Vanessa es “muy dedicada y muy juiciosa en cuanto a todo lo deportivo”, aunque recuerda que “lo más difícil fue comenzar a jugar fútbol por las expectativas que hay y cierta presión, pero me gusta verlo como un privilegio”.

¿Fútbol, deporte de mujeres?

Colombia es uno de los pocos países en el mundo en donde hay una Liga Profesional de Fútbol. La primera edición fue en 2017 y contó con 16 equipos. Este año se cumple la segunda con 23 equipos y en 2019 deben participar los 36 clubes asociados a la División Mayor del Fútbol Profesional Colombiano (DIMAYOR).

Vanessa ve con buenos ojos el inicio del fútbol femenino en nuestro país, aunque señala que “falta mucho apoyo y aceptación social” porque todavía “no está muy bien visto que una mujer juegue fútbol”. Sin embargo, la portera de la Selección Colombia cree que las redes sociales han ayudado a cambiar la mentalidad.

La guardameta de La Equidad explica que, aunque es una liga en crecimiento, esto no significa que se deban “quedar con los brazos cruzados esperando que evolucione, sino que hay hacer muchas cosas para mejorar el nivel y el apoyo en el día a día”.

Vanessa Córdoba

Igualdad de género

El fútbol es uno de los deportes en donde las mujeres no cuentan con las mismas oportunidades que los hombres. Pese a que la competencia es menor en cuanto a número de futbolistas mujeres, los lugares en los que pueden brillar también son pocos.

Vanessa afirma que “aún no hay igualdad de género en el fútbol” y señala que es un tema social, que se está cambiando, pero que toma tiempo.

Además, según la portera colombiana, falta apoyo en la indumentaria y en los salarios porque aunque “se entiende que no hay punto de comparación entre fútbol femenino y masculino, no se trata de verlo por separado, sino verlo como fútbol en general”.

Vanessa Córdoba

La guardameta caleña menciona que es un común denominador que un niño quiera ser futbolista profesional, mientras que “la niña que quiere ser futbolista es la excepción y las herramientas y las oportunidades que tenemos son distintas”. Asimismo, los hombres desde que nacen tienen un balón en sus pies y eso suma, mientras que “la mujer viene a coger un balón a los 12 años y eso marca diferencia en la sensibilidad que se tiene”.

4 actitudes a repensar en el deporte

Vanessa piensa que las mujeres tienen poco lugar en las campañas de las grandes marcas debido a la exposición que los medios le han dado a las futbolistas. Las mujeres no se ven casi en la sección de deportes y por eso las personas casi no las conocen.

Esto hace que las marcas elijan al “deportista que tiene más alcance y más fama”. También manifiesta que el género femenino “no se ha explotado ni la mitad de lo que se podría explotar por todo lo que representa una mujer en el deporte” y que no se debe mirar solo por los logros deportivos, sino por lo que representa en la sociedad, por lo que significa que “una mujer tenga una opción más de lo que pueda hacer por su vida, de lo que pueda conseguir”.